Menu

Rutas de los Paises Bajos y Flamencas


Nacido en Gante, el emperador se crió y educó como un flamenco más, recorriendo a lo largo de su vida las actuales Holanda y Bélgica (en especial este último país) en distintas ocasiones.

Diversas ciudades de la actual Holanda, desde la Frisonia del norte hasta Flessinga en el extremo sudoeste del país pertenecieron al emperador, y en algunas de ellas fueron visitadas por el propio Carlos V.

Los caminos entre Brujas y Flessinga, recorriendo ciudades carolinas tan importantes como Gante, Bruselas o Amberes, fueron recorridos por Carlos de Habsburgo desde su niñez.

El corazón del imperio giraba en torno a ciudades tan genuinamente europeas como Bruselas, Luxemburgo, Lieja, Aquisgrán, Maastrich o Lovaina. Algunas de ellas siguen teniendo una tradición y trascendencia europeísta de enorme valor y significando, albergando muchas de las instituciones políticas, judiciales y culturales de la Unión Europea.